Seleccionar página

Actualidad y Consejos de Estetica, Vanidad, Glamour, Moda

Cuidados de un Piercing en el Labio

Cuidados de un Piercing en el Labio

Los piercing en el labio son muy sensuales y son una característica de tu estilo personal. Pero una vez que ya te has hecho el piercing, es importante saber cómo cuidarlo correctamente, ya que si su cuidado no es el correcto, podrás contraer una infección y podrá terminar siendo algo muy doloroso y anti estético. A continuación te daremos todos los cuidados necesarios para que luzcas tu piercing con salud y estilo.

Cosas que necesitarás para el Cuidado de tu Piercing:

  • Solución Salina
  • Multivitaminas (es opcional)
  • Enjuague bucal
  • Jabón antibacterial

Las vitaminas C y B son ideales para obtener anticuerpos ante cualquier infección. Decimos que es opcional, porque si tu piercing está teniendo los cuidados adecuados no es necesario, pero en caso de que se presente alguna infección intenta tomar estas multivitaminas para reforzar a tu cuerpo.

Para el cuidado normal del piercing es importante que lo higienices de 2 a 4 veces al día con solución salina. Esto que dure las 2 primeras semanas. Con un hisopo intenta poner la solución salina alrededor de la perforación. No te preocupes que no sentirás ardor ni nada, simplemente lo tienes que haces para mantener a las bacterias fuera de combate y ayudar a su cicatrización.

También es muy importante mantener una buena higiene oral cuando tienes un piercing nuevo. Por eso es bueno que luego de cada comida cepilles tus dientes. Esto hará que tengas menos bacterias y que la higiene sea mejor durante el proceso de cicatrización.

Junto con el cepillado de dientes, es bueno que acompañes con un enjuague bucal al menos 2 veces al día. Trata que una sea a la noche cuando te vayas a dormir, para evitar que las bacterias trabajen. El enjuague a su vez ayudará a agilizar la cicatrización del piercing.

Cuando vayas a lavar tu cara, es bueno que utilices un jabón antibacterial. Ya que estos jabones son diseñados especialmente para tratar lastimaduras, y recuerda que tu piercing nuevo es una lastimadura que debe cicatrizarse. Porque si lavas tu cara con un jabón normal es posible que te produzca irritación y dolor.

Y por último recuerda lavar tu piercing luego de la cicatrización. Para esto con un poco de agua tibia y jabón antibacterial bastará. Esto ayudará a mantener tu pieza en buen estado y a limpiarla para eliminar acumulación de sarro u otras bacterias.

Cuidados de un Piercing en el Labio

Cuidados de un Piercing en el Labio


Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Cómo Concentrarse Más
Cómo Concentrarse Más

Todos los órganos del cuerpo, incluyendo el cerebro, dependen de la salud celular para que todo funcione correctamente. A su...

Cerrar