Pages Navigation Menu

Actualidad y Consejos de Estetica, Vanidad, Glamour, Moda

Ventajas y beneficios del hielo en la medicina

Ventajas y beneficios del hielo en la medicina

hielo medicinal

[adrotate group=”1″]

El hielo no es más que el agua en estado sólido producido por las bajas temperaturas, y es tan conocido su aporte como un excelente complemento para las bebidas calientes que muchas veces nos olvidamos de su intervención en procesos evidentemente médicos y de salud. El hielo para empezar, debido a la acción fría sobre la piel que luego puede generar un penetrante calor, es elegido como una de las maneras más tradicionales de combatir la hinchazón. En este caso, el hielo bien podría tomar formas muy comedidas de ayudante de la salud indudablemente.

Ante la aparición de hematomas por ejemplo, el hielo reduce la incidencia de la acumulación de la sangre debajo de la epidermis, de manera tal que se pueda volver a restituir tanto la apariencia como el estado de salud normal de esta parte del cuerpo. De este modo, el proceso de circulación se ve restituido de una gran manera y no hay necesidad de recurrir a terceras intervenciones de modo que puedan preocupar o no sostener al paciente de una manera más tranquila. El hielo claro así, entonces cumple un papel normalizador importantísimo que tiene una importancia fundamental reconocida científicamente.

El hielo también puede ayudar al alivio de quemaduras superficiales que pueden ser muy molestas para las personas, evitando a la vez la aparición de inflamaciones y ampollas que podrían revestir un mayor grado de molestia para el manto epitelial. De esta forma, se puede establecer que el hielo así como “quema” con su frío ante la aparición de una hinchazón, así mismo alivia las inquietudes de las quemaduras con este mismo estado de temperatura. Significa, en últimas, que el hielo bien puede ser considerado un elemento de acción dual que influye positivamente en este tipo de afecciones directas clásicas.

El hielo es usado en la estética últimamente para poder reducir las arrugas en ciertas partes de la piel, sobre todo debajo de los párpados, las comisuras de la boca y el cuello, así como para ayudar a endurecer tanto las piernas como los glúteos. Después de una jornada de ejercicios o una intervención quirúrgica estética, el hielo sobre los muslos y las nalgas puede contribuir a su tonificación y dureza. Así mismo, se está poniendo de moda el tratamiento de la hieloterapia para poder evitar grados de stress muy extremo o bien para ayudar a equilibrar e organismo en un ambiente propicio.


One Comment

  1. Muy buena informacion. Gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Como tratar las heridas abiertas pequeñas

En caso de que se haya producido un golpe consistente en alguna parte del cuerpo que haya causado alguna laceración...

Cerrar