La revista Archives of Disease in Childhood (Archivos de deceso en la niñez), ha revelado que los partos por cesárea serían responsables de un mayor riesgo de obesidad en los niños. Este magazín que hace parte de la serie de publicaciones de la prestigiosa publicación médica British Medical Journal, asegura que se debe tratar de evitar esta clase de alumbramientos si no es por motivos estrictamente médicos, como lo han señalado los autores de esta llamativa investigación. Parece ser que las ventajas del parto natural son muchas indudablemente.

Este análisis fue revelado por médicos clínicos del Hospital de la Infancia de Boston en Estados Unidos, luego de examinar el crecimiento de 1.255 niños nacidos en esta institución médica entre 1999 y 2002. 284 de estos bebés nacieron en partos por cesárea, y a todos se les siguió con un estricto control de seguimiento desde las veintidós semanas de gestación hasta los tres años de edad. Según las conclusiones de la investigación, mientras que un 7,5% de los bebes nacidos en partos naturales presentaban casos de obesidad, este porcentaje se duplicó en los pequeños tenidos en partos por cesárea hasta en un 15,7%.

De acuerdo a lo expresado por lo responsables de este tratado, hay una diferencia fundamental en la flora intestinal de los niños nacidos bajo partos por cesárea y los niños tenidos por parto natural. Han dicho los doctores que en los intestinos de las personas nacidas por cesárea hay una mayor presencia de bacterias llamadas firmicutes, que se encuentran en un alto grado en personas obesas y que serían parte muy responsable del exceso de peso. Sin duda, se trata de datos muy reveladores.

Además, está el hecho de que los partos por cesárea son más frecuentes en las madres que tienen obesidad, lo que contribuiría al exceso de peso en sus hijos. Todos estos factores fueron analizados junto con otros que se piensa pueden o son desencadenantes de la obesidad en los niños, tal y como el periodo de lactancia y el consumo masivo de televisión por horas expuestas frente a la pantalla, no encontrándose ninguna relación con estas acciones.

Por mucho tiempo, varias personas han creído que el consumo abundante de leche materna contribuye a la delgadez, así como el que un niño vea muchas horas de televisión haga que produzca menos actividad física y, por ende, se vuelva gordo. Definitivamente, no son razones para creer.




AVISO DE RESPONSABILIDAD

Las experiencias reales de los usuarios y las fotos en este sitio web son 100% voluntarios sin compensación financiera. Los resultados vistos de los usuarios no son típicos, ellos son el resultado de un trabajo duro y dedicación a este producto y al plan único de alimentación recomendado que se necesita para perder grasa. Los resultados individuales pueden variar, y los testimonios no son reclamados para representar los resultados típicos. Todos los testimonios aquí publicados o mencionados son de personas reales, y pueden no reflejar la experiencia típica del comprador, y tampoco pretenden representar o garantizar que alguien pueda lograr los mismos o similares resultados. Toda persona tiene experiencias únicas, hábitos de ejercicio, hábitos alimenticios, y aplican la información de una manera diferente. De este modo, las experiencias que compartimos de otras personas no siempre son representativas de la experiencia de los usuarios típicos. Sin embargo, estos resultados se ofrecen como un escaparate de los usuarios que “han logrado los mejores resultados”

En promedio, las personas que siguen nuestro programa pierden cierto promedio de libras por semana. Además, se asume ciertos riesgos inherentes a los programas de ejercicio y nutrición mediante el uso de este sistema. No se debe iniciar el plan alimenticio y el consumo de este producto si usted tiene una condición física en la cual hace ejercicio riesgoso y de forma intensa.

En adición, Este o algun producto y/o tratamiento mencionado en este articulo requiere seguir un plan de alimentación y, a veces restringe la cantidad de calorías que usted consume. Usted no debe comenzar dicho plan de alimentación si tiene problemas físicos o psicológicos que hacen que la pérdida de grasa sea peligrosa.

Este producto, plan dietario o tratamiento ofrecen información general de salud.

No somos un centro médico o conjunto de profesionales de la salud, y su consejo no es un sustituto de consejo médico. Por favor, consulte a un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios o dieta.

NO elaboramos este producto, ni su contenido, ni su empaque. Nos supeditamos a proporcionar la información pública emitida por el fabricante.

[*] Ninguno de los resultados pueden garantizarse un 100%, todos los resultados pueden variar de persona a persona.
× Solicitar Ahora
Leer más
Por qué no nos ocupamos del cuidado del cabello

Por qué no nos ocupamos del cuidado del cabello con la seriedad que nos ocupa sabiendo de que esta acción...

Cerrar