Tips para que el periodo no te afecte 

Cada vez que la regla, el periodo o la menstruación llega termina afectando a tu cuerpo, tanto la mente como tú físico. En esos días sueles estar más sensible, así que en vez de resignarte, lo más inteligente es intentar suavizar al máximo sus molestias y lograr que no interfiera ni en nuestro humor ni en nuestra vida. Puedes conseguirlo de una forma fácil y eficaz.

Los síntomas que acompañan al periodo no han cambiado desde que te pusiste el primer tampón (o la primera toalla higiénica). ¿Eso significa que debes resignarte a sufrirlos mes tras mes? Para nada, en tus manos tienes estrategias y herramientas con las que podrás disipar y hacer más suaves esos síntomas que hasta hacen que tu humor cambie cuando estás en tus días. Lápiz y papel y toma apuntes…

Dile adiós al dolor menstrual

A veces el dolor menstrual es un dolor leve en la parte baja del vientre o en la zona de los riñones, pero otras se trata de calambres agudos, que pueden durarte de uno a tres días y que consiguen amargarte la vida: normalmente en esos días te sientes vulnerable a cualquier cosa que suceda, cancelas planes y hasta paras tu ritmo habitual.

Si tu regla es dolorosa se debe a que tu organismo libera más cantidad de prostaglandina, una sustancia que aumenta las contracciones uterinas y hace que te resulten dolorosas. ¿Y qué puedes hacer? Adelantarte al dolor. Cuando notes las primeras molestias del síndrome premenstrual, empieza a tomar un analgésico que también sea antiinflamatorio (tipo ibuprofeno) cada seis horas. Te ayudará aplicarte calor: prueba a ponerte un parche caliente bajo las braguitas (los venden en la farmacia). Si esto no te funciona, consulta con tu ginecólogo la posibilidad de tomar un medicamento que rebaje la producción de prostaglandina o bien de empezar a usar la píldora anticonceptiva.

Por el contrario si sientes dolor de cabeza tómate el analgésico con un café caliente: la cafeína dilata los capilares del cerebro y te ayuda a absorber mejor el medicamento.

El humor por el piso

Desde antes que el periodo te llegue tu humor experimenta cambios, tu ánimo sube y baja a  cada momento. Además, casi todo te irrita, lo que es peligroso porque terminas discutiendo con todo el mundo (incluido tu chico y hasta tu jefe). Y es que los vaivenes que sufren los estrógenos y la progesterona durante la regla afectan directamente a tu química cerebral, lo que se refleja en estos bruscos cambios de humor. Prueba a estabilizarlos con calcio, comiendo más queso y yogur estos días y tomado un vaso de leche antes de acostarte. Y no te saltes el gimnasio: media hora de cardioejercicio te hará liberar endorfinas que reequilibran tu química cerebral y hacen que te tranquilices.

Mucha Hinchazón

Es normal que te sientas hinchada estos días porque la bajada de estrógenos hace que tu cuerpo retenga líquido con facilidad. Por eso, no te extrañes cuando la cremallera de los pantalones no te suba o si parece que toda tu ropa ha encogido. Para detener esta hinchazón debes ayudar a que tus riñones eliminen ese exceso de líquido tomando potasio: come estos días plátanos, espinacas, pescado y pollo, pero evita el sodio presente en las sopas de sobre, los fast-food, los platos precocinados, las patatas fritas y los ganchitos y, por supuesto, la sal (que debes controlar al máximo). No bebas más de una copa de vino al día (el alcohol, el picante y el exceso de cafeína tampoco te convienen) y deja tus modelos más ajustados para otros momentos del mes.

El exceso de líquido también “hincha” tu pecho y lo vuelve extrasensible al tacto y al movimiento cuando bajas escaleras, corres o saltas. Quizás te convenga contar con un sujetador de una talla más grande para estos días. Si vas a moverte mucho (y cuando vayas al gimnasio) utiliza un modelo deportivo que lo sujete bien, pero sin aplastarlo demasiado. ¡Ah! Y pídele a tu chico que opte por las caricias más suaves en esta parte de tu cuerpo.




AVISO DE RESPONSABILIDAD

Las experiencias reales de los usuarios y las fotos en este sitio web son 100% voluntarios sin compensación financiera. Los resultados vistos de los usuarios no son típicos, ellos son el resultado de un trabajo duro y dedicación a este producto y al plan único de alimentación recomendado que se necesita para perder grasa. Los resultados individuales pueden variar, y los testimonios no son reclamados para representar los resultados típicos. Todos los testimonios aquí publicados o mencionados son de personas reales, y pueden no reflejar la experiencia típica del comprador, y tampoco pretenden representar o garantizar que alguien pueda lograr los mismos o similares resultados. Toda persona tiene experiencias únicas, hábitos de ejercicio, hábitos alimenticios, y aplican la información de una manera diferente. De este modo, las experiencias que compartimos de otras personas no siempre son representativas de la experiencia de los usuarios típicos. Sin embargo, estos resultados se ofrecen como un escaparate de los usuarios que “han logrado los mejores resultados”

En promedio, las personas que siguen nuestro programa pierden cierto promedio de libras por semana. Además, se asume ciertos riesgos inherentes a los programas de ejercicio y nutrición mediante el uso de este sistema. No se debe iniciar el plan alimenticio y el consumo de este producto si usted tiene una condición física en la cual hace ejercicio riesgoso y de forma intensa.

En adición, Este o algun producto y/o tratamiento mencionado en este articulo requiere seguir un plan de alimentación y, a veces restringe la cantidad de calorías que usted consume. Usted no debe comenzar dicho plan de alimentación si tiene problemas físicos o psicológicos que hacen que la pérdida de grasa sea peligrosa.

Este producto, plan dietario o tratamiento ofrecen información general de salud.

No somos un centro médico o conjunto de profesionales de la salud, y su consejo no es un sustituto de consejo médico. Por favor, consulte a un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios o dieta.

NO elaboramos este producto, ni su contenido, ni su empaque. Nos supeditamos a proporcionar la información pública emitida por el fabricante.

[*] Ninguno de los resultados pueden garantizarse un 100%, todos los resultados pueden variar de persona a persona.
× Solicitar Ahora