¿Te gusta hablar mucho y todo el tiempo vives a costa de eso? ¿Eres la más popular? Debes tener en cuenta que el cuidado de la boca y labios para lucir una sonrisa perfecta debe ser una de tus prioridades. Y es que de nada sirve que tu boca luzca linda si al abrirla brillan tus blancos dientes pero el aliento no es nada bueno. Es momento de aprender cómo cuidar el aliento.

Según explican los expertos, la halitosis o mal aliento a veces es debida a disfunciones estomacales o de riñón aunque esos casos son un escaso 10% del total. El 90% restante se debe a una incorrecta higiene bucal y a los hábitos alimenticios. No es un problema menor porque el mal aliento ha afectado a más del 50% de la población mundial en algún momento y un 30% lo sufre de forma crónica. Bastante mal, ¿cierto?

¿Por qué se produce el mal aliento?

La mayor parte de las veces el mal aliento se produce por la acumulación de bacterias procedentes de la descomposición de alimento entre los dientes. Al cepillar, dedicas mucho tiempo a la cara frontal y casi siempre lo haces descuidadamente en el resto. También hay bacterias que quedan adheridas a la lengua y encías y debes eliminarlas para evitar que sea ahí donde quedan restos que produzcan el mal olor. Otra causa de mal aliento son las caries y la enfermedad de las encías, de ahí la importancia no solo estética de una visita regular al dentista. Una dieta de adelgazamiento desequilibrada o el exceso de ejercicio pueden empeorar el problema o favorecer su aparición.

Hábitos alimenticios

Cuando se ingieren alimentos de fuerte olor el cepillado sólo lo elimina momentáneamente, hasta que no está fuera del aparato digestivo, el olor seguirá llegando a través de él hasta la boca. La lista de alimentos que producen mal aliento es larga: Ajo, cebolla, pimentón, curry, chiles, coliflor, brócoli, café, huevo duro, mantequilla de cacahuete y, en general, todos los alimentos con alta cantidad de azúcares o grasas.

Los que lo eliminan son las manzanas si se toman a bocados y las ramas de perejil masticadas.

Tips para mejorar el aliento

  • Cepilla muy bien los dientes al menos tres veces diarias, después usa enjuague y seda dental.
  • No olvides cepillar también la lengua en toda su superficie (con un rascador, un cepillo específico de arrastre o uno de dientes muy suave).
  • Evitar cigarrillos y alcohol porque reducen la producción de saliva y cuanta menos saliva, más bacterias.
  • Bebe agua a menudo para mantener tu boca hidratada.

¡Cuida tu Aliento!




AVISO DE RESPONSABILIDAD

Las experiencias reales de los usuarios y las fotos en este sitio web son 100% voluntarios sin compensación financiera. Los resultados vistos de los usuarios no son típicos, ellos son el resultado de un trabajo duro y dedicación a este producto y al plan único de alimentación recomendado que se necesita para perder grasa. Los resultados individuales pueden variar, y los testimonios no son reclamados para representar los resultados típicos. Todos los testimonios aquí publicados o mencionados son de personas reales, y pueden no reflejar la experiencia típica del comprador, y tampoco pretenden representar o garantizar que alguien pueda lograr los mismos o similares resultados. Toda persona tiene experiencias únicas, hábitos de ejercicio, hábitos alimenticios, y aplican la información de una manera diferente. De este modo, las experiencias que compartimos de otras personas no siempre son representativas de la experiencia de los usuarios típicos. Sin embargo, estos resultados se ofrecen como un escaparate de los usuarios que “han logrado los mejores resultados”

En promedio, las personas que siguen nuestro programa pierden cierto promedio de libras por semana. Además, se asume ciertos riesgos inherentes a los programas de ejercicio y nutrición mediante el uso de este sistema. No se debe iniciar el plan alimenticio y el consumo de este producto si usted tiene una condición física en la cual hace ejercicio riesgoso y de forma intensa.

En adición, Este o algun producto y/o tratamiento mencionado en este articulo requiere seguir un plan de alimentación y, a veces restringe la cantidad de calorías que usted consume. Usted no debe comenzar dicho plan de alimentación si tiene problemas físicos o psicológicos que hacen que la pérdida de grasa sea peligrosa.

Este producto, plan dietario o tratamiento ofrecen información general de salud.

No somos un centro médico o conjunto de profesionales de la salud, y su consejo no es un sustituto de consejo médico. Por favor, consulte a un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios o dieta.

NO elaboramos este producto, ni su contenido, ni su empaque. Nos supeditamos a proporcionar la información pública emitida por el fabricante.

[*] Ninguno de los resultados pueden garantizarse un 100%, todos los resultados pueden variar de persona a persona.
× Solicitar Ahora
Leer más
Importancia de la hidratación

La importancia de la hidratación es muy diciente, sobre todo, cuando tienes la intención de hacer una actividad física importante,...

Cerrar