En la actualidad, gran parte de la población se encuentra insatisfecho con su de perder peso, o incluso solamente desea mejorar su calidad de vida mediante la prevención de la aparición de enfermedades que se asocian con el sobrepeso, como la hipertensión, la diabetes, hipercolesterolemia, enfermedades ortopédicas, entre otros.
Es así que comienzan a realizar “dietas” por su cuenta, sin acompañamiento de un nutricionista, y terminan poniendo en riesgo su salud, debido a que el consumo muy limitado de ciertos alimentos que se traduce en la falta de nutrientes esenciales para nuestro cuerpo, o la selección de los mismos, no es la adecuada. Así, no logran el éxito esperado, y eso lleva a empeorar su estado físico, y de salud. Los profesionales del tema, además de conocer las propiedades de los alimentos en profundidad, han adquirido ciertas habilidades, producto de su experiencia durante años, en el manejo de la obesidad, esta experiencia se va trasmitiendo de generación en generación, y han hecho del  adelgazamiento realmente un arte.

 Aquí mencionaremos algunas estrategias, que se utilizan frecuentemente
Estrategia Nº 1, y una de las importantes:

 Realizar cinco a seis comidas al día: desayuno, merienda a media mañana, almuerzo, merienda, y cena (obviamente todas estas comidas, deben ser de bajo contenido calórico). Y además, 2 o 3 ingestas entre horas, las cuales pueden ser  frutas. Las dietas muy restrictivas hacen que el metabolismo se vuelva lento y el cuerpo almacena la grasa con mayor facilidad.
Hacer comidas fraccionadas (pequeñas porciones de 3 en 3 horas) para mantener el metabolismo acelerado.
Lo importante es, no pasar más de 3 horas sin hacer una ingesta. Solo con este sencillo método, está garantizando la pérdida de peso.

 Estrategia Nº 2

 Comer una comida equilibrada y variada, consumiendo alimentos de todos los grupos: el grupo de cereales, panes, tubérculos,  grupo de las frutas y hortalizas, grupo de productos lácteos, de las leguminosas, grupo de las carnes, y grasas. Es decir, no debe omitir ningún grupo, es importante consumir todos los alimentos, ya que de esa forma el organismo no sabrá de ninguna carencia, y por lo tanto, no tratará de “ahorrar” ningún alimento.

 Estrategia Nº 3

Hacer uso de los granos enteros, como el salvado de avena, fibra de trigo, linaza, sésamo, entre otros, en los preparativos, tales como vitaminas, frutas, yogures, zumos de fruta o incluso sobre su propia fruta. Estos granos, tienen una buena cantidad de fibra, que es esencial para cualquiera que trate de bajar de peso porque estimula la saciedad, y el control de la ingesta de alimentos.

Estrategia Nº 4

 Durante el almuerzo, consumir ensaladas, especialmente crudas, ya que requieren más de masticar, estimulando la saciedad. Optar por  el consumo de la ensalada antes de la de otras preparaciones. Se puede variar muchísimo en el tipo de ensalada a consumir.

 No comer de prisa. Realizar una adecuada masticación, cortar la comida en pequeñas porciones y masticar lo suficiente, esta práctica mejora la sensación de saciedad, porque el cerebro recibe el mensaje de la satisfacción del apetito

 Estrategia Nº 5

 Conjuntamente con la dieta, y el ejercicio, tratar la ansiedad. La ansiedad disminuye la producción de serotonina (la hormona que da una sensación de bienestar), por lo tanto la persona acaba de comer alimentos ricos en hidratos de carbono (dulces y pasteles) para recuperar la sensación de placer. No hacer uso  de la balanza a diario. Si  se pesa varias veces, crea una ansiedad, que pueden aumentar su ingesta de alimentos. Lo ideal es hacerlo una vez a la semana.

 Estrategia Nº 6

 Beber abundantes líquidos durante el día. Se debe beber por lo menos dos litros de agua al día entre comidas. La sed es uno de los primeros síntomas de la deshidratación, se debe beber antes de sentir sed

Elementos que nunca deben aparecer, en una Dieta Efectiva: Exclusivamente dieta líquida: el líquido no puede generar una sensación de saciedad, por lo tanto la persona pasa hambre, lo que indica al hipotálamo que debe “guardar” energía, y  como todos sabemos, la energía se guarda en forma de grasa.. Uso abusivo de alimentos dietéticos. La meta a que cualquier profesional quiere llegar, es a cambiar los hábitos alimentarios, para poder perdurar en el tiempo, en un estado óptimo de salud. Para eso, a lo que se debe acostumbrar es a identificar los sabores de los alimentos, en la forma más natural posible. Los alimentos dietéticos son industrializados, por lo tanto tienen sabores artificiales, que nada colabora en el tratamiento de adelgazar. Muchas personas creen que el consumo de alimentos diet, puede ser libre sin embargo, debemos recordar que estos alimentos se realizan para grupos específicos y pueden llegar a tener mas calorías que los naturales (por ejemplo, el chocolate, que quitan el azúcar, pero le añaden grasa). Eliminar los carbohidratos de la dieta: Una técnica muy peligrosa para nuestros cuerpos para ser una fuente importante de energía para el sistema nervioso. Si se corta carbohidratos de la dieta, el cuerpo comienza a utilizar las proteínas, es decir, se pierde masa muscular, que no es más ventajosa. Además, los hidratos de carbono están ligados a la saciedad y el placer. Dieta basada en un grupo solo alimento: por ejemplo, la dieta de la fruta, la dieta de proteínas, etc. El cuerpo necesita todos los grupos de alimentos para trabajar correctamente, y que la dieta se centra en un solo alimento, lo que sea, se vuelve muy monótono, por lo que la persona dé rápidamente y volver a comer compulsivamente.




AVISO DE RESPONSABILIDAD

Las experiencias reales de los usuarios y las fotos en este sitio web son 100% voluntarios sin compensación financiera. Los resultados vistos de los usuarios no son típicos, ellos son el resultado de un trabajo duro y dedicación a este producto y al plan único de alimentación recomendado que se necesita para perder grasa. Los resultados individuales pueden variar, y los testimonios no son reclamados para representar los resultados típicos. Todos los testimonios aquí publicados o mencionados son de personas reales, y pueden no reflejar la experiencia típica del comprador, y tampoco pretenden representar o garantizar que alguien pueda lograr los mismos o similares resultados. Toda persona tiene experiencias únicas, hábitos de ejercicio, hábitos alimenticios, y aplican la información de una manera diferente. De este modo, las experiencias que compartimos de otras personas no siempre son representativas de la experiencia de los usuarios típicos. Sin embargo, estos resultados se ofrecen como un escaparate de los usuarios que “han logrado los mejores resultados”

En promedio, las personas que siguen nuestro programa pierden cierto promedio de libras por semana. Además, se asume ciertos riesgos inherentes a los programas de ejercicio y nutrición mediante el uso de este sistema. No se debe iniciar el plan alimenticio y el consumo de este producto si usted tiene una condición física en la cual hace ejercicio riesgoso y de forma intensa.

En adición, Este o algun producto y/o tratamiento mencionado en este articulo requiere seguir un plan de alimentación y, a veces restringe la cantidad de calorías que usted consume. Usted no debe comenzar dicho plan de alimentación si tiene problemas físicos o psicológicos que hacen que la pérdida de grasa sea peligrosa.

Este producto, plan dietario o tratamiento ofrecen información general de salud.

No somos un centro médico o conjunto de profesionales de la salud, y su consejo no es un sustituto de consejo médico. Por favor, consulte a un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios o dieta.

NO elaboramos este producto, ni su contenido, ni su empaque. Nos supeditamos a proporcionar la información pública emitida por el fabricante.

[*] Ninguno de los resultados pueden garantizarse un 100%, todos los resultados pueden variar de persona a persona.
× Solicitar Ahora
Leer más
Cuidados para el Cabello

Si tu eres de las que poseen una mañana ocupada, entre que eliges la ropa, desayunas o preparas el desayuno...

Cerrar