Trucos para perder pesoEs sabido  que la obesidad es causada por una compleja interacción entre factores genéticos y ambientales, y el medio ambiente condiciona la activación o inactivación de los factores principales de estos genes.

Es decir, se puede incluso tener la propensión genética a desarrollar diabetes o hipertensión, por ejemplo, pero si el estilo de vida es saludable, se puede dismiuir las posibilidades de desarrollar estas enfermedades.
La obesidad a menudo ocurre en miembros de la familia, lo que sugiere una causa genética. Sin embargo, las familias suelen compartir hábitos de dieta y estilo de vida similar, que también contribuye a la obesidad. Por lo tanto, se hace difícil separar los factores genéticos en los hábitos alimenticios y estilo de vida.
La globalización ha traído consigo un estilo de vida poco saludable para los países en desarrollo. Los habitantes de estos países han aumentado considerablemente el consumo de bebidas azucaradas, los aceites vegetales y alimentos de origen animal, se han vuelto más sedentarios y más expuestos a un mayor nivel de estrés físico y emocional.

Ese conjunto de factores ejercen una fuerte influencia en el desarrollo de la obesidad, especialmente en aquellos individuos que tienen predisposición genética para la enfermedad.

En consecuencia, se ha prestado creciente atención a las repercusiones del medio ambiente en el desarrollo de enfermedades metabólicas como la obesidad, diabetes, cáncer, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

También las industrias aumentan, la comercialización, realizando cada vez, anuncios más sofisticados y atractivos, sobre todo de alimentos dirigido a niños.

A menudo, estos alimentos tienen bajo valor nutritivo y están vinculados a los factores que atraen a los niños, como juguetes y pegatinas.
Las intervenciones para el cambio de estilo de vida, la combinación de una dieta saludable con la actividad física y control del estrés, constituyen uno de los enfoques adoptados para reducir aún más el peso corporal.
A continuación se presentan sugerencias prácticas para fomentar la pérdida de peso. Junto con la educación nutritiva guiada por un nutricionista, el éxito en la reducción de peso corporal se hará evidente.

  • Siempre que sea posible, dar preferencia a los alimentos orgánicos para minimizar la exposición a los pesticidas, herbicidas, hormonas y antibióticos.
  • Beber agua filtrada.
  • Evitar el consumo de grasas trans, alimentos refinados y procesados, sal, cafeína, alcohol y carnes grasas.
  • Beber 6-8 vasos de agua al día.
  • Comer una buena cantidad de fibra diaria, tales como las legumbres, granos enteros, frutas, verduras, frutos secos y semillas.
  • Comer crucíferas: berros, brócoli, col, coliflor, nabo, el repollo, la recula.
  • Comer ajo, té verde, la granada, limón, alcachofa, el propóleo, la cúrcuma, romero, cilantro.
  • Siempre que sea posible, tomar jugo de frutas y verduras con zanahorias, remolachas, cilantro, apio, perejil y jengibre.
  • Tés desintoxicantes , como de jengibre, regaliz, canela.
  • No confundir el hambre real con el hambre emocional (causada por la ansiedad, tristeza, alegría, etc)  El hambre real, por lo general aparece después de 3 horas de una comida, ya que el hambre emocional se produce en cualquier momento. El hambre real va aumentando poco a poco, a diferencia del hambre emocional que aparece de repente.
  • No ir de compras cuando se tiene hambre, porque eso induce a la compra indiscrimada de alimentos.
  • Evitar las dietas muy restrictivas. Este tipo de dietas suele ser común, resultando bastante nocivo para la salud.

 

  • Otro error común es la eliminación de los carbohidratos en la dieta. Los carbohidratos son fuentes esenciales de energía para el cuerpo y debe representar aproximadamente el 50-70% de nuestros alimentos. Lo que muchos no entienden es que los carbohidratos y las proteínas y las grasas, no proporcionará la ganancia de peso, sino consumir mas calorías  que los requerimientos diarios.
  • Comer lentamente, solo comer hasta que el hambre este satisfecha.
  • No permanecer largos períodos sin comida, muchos todavía les resulta necesario ir sin comer para bajar de peso.
  • No perder la voluntad: quien realmente quiere cambiar sus hábitos y bajar de peso, no comienza la “dieta el lunes”, sino en este preciso instante.

Despues de estos consejos, el éxito debe ser asegurado.




AVISO DE RESPONSABILIDAD

Las experiencias reales de los usuarios y las fotos en este sitio web son 100% voluntarios sin compensación financiera. Los resultados vistos de los usuarios no son típicos, ellos son el resultado de un trabajo duro y dedicación a este producto y al plan único de alimentación recomendado que se necesita para perder grasa. Los resultados individuales pueden variar, y los testimonios no son reclamados para representar los resultados típicos. Todos los testimonios aquí publicados o mencionados son de personas reales, y pueden no reflejar la experiencia típica del comprador, y tampoco pretenden representar o garantizar que alguien pueda lograr los mismos o similares resultados. Toda persona tiene experiencias únicas, hábitos de ejercicio, hábitos alimenticios, y aplican la información de una manera diferente. De este modo, las experiencias que compartimos de otras personas no siempre son representativas de la experiencia de los usuarios típicos. Sin embargo, estos resultados se ofrecen como un escaparate de los usuarios que “han logrado los mejores resultados”

En promedio, las personas que siguen nuestro programa pierden cierto promedio de libras por semana. Además, se asume ciertos riesgos inherentes a los programas de ejercicio y nutrición mediante el uso de este sistema. No se debe iniciar el plan alimenticio y el consumo de este producto si usted tiene una condición física en la cual hace ejercicio riesgoso y de forma intensa.

En adición, Este o algun producto y/o tratamiento mencionado en este articulo requiere seguir un plan de alimentación y, a veces restringe la cantidad de calorías que usted consume. Usted no debe comenzar dicho plan de alimentación si tiene problemas físicos o psicológicos que hacen que la pérdida de grasa sea peligrosa.

Este producto, plan dietario o tratamiento ofrecen información general de salud.

No somos un centro médico o conjunto de profesionales de la salud, y su consejo no es un sustituto de consejo médico. Por favor, consulte a un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios o dieta.

NO elaboramos este producto, ni su contenido, ni su empaque. Nos supeditamos a proporcionar la información pública emitida por el fabricante.

[*] Ninguno de los resultados pueden garantizarse un 100%, todos los resultados pueden variar de persona a persona.
× Solicitar Ahora
Leer más
Terapias y tratamientos del VIH

Existen diferentes tipos de fármacos para tratar la infección por el VIH. Esos medicamentos atacan diversos aspectos del proceso que...

Cerrar